Tipos de Autónomos en España

Si te has decidido a trabajar por cuenta propia o lo que es lo mismo, como autónomo, debes tener claro cómo hacerlo y conocer cuáles son las ventajas y desventajas, así como también conocer cuáles son los tipos de autónomos en España.

Veamos rápidamente:

Trabajadores autónomos: Este es el que gestiona un negocio pequeño, por lo general tiene su nombre y puede o no contratar empleados. Estos cotizan por actividades profesionales del Impuesto de Actividades Económicas IAE.

Hay dos clasificaciones dentro de este tipo de autónomo: Los de actividades empresariales, los deportistas y artistas. Los primero cotizan por el IAE o por módulos, como por ejemplo los gimnasios, taxistas, transportistas, peluquerías y otros; mientras que los segundos pertenecen a un grupo especial de IAE que son los que se dedican al teatro, cine, circo, televisión, música y actividades deportivas.

Los profesionales autónomos que trabajar en profesiones denominadas como liberales que están incluidas en el IAE. Aquí se encuentran los profesionales autónomos colegiados como médicos, ingenieros, veterinarios, etc. También se incluyen los profesionales no colegiados como diseñadores, maquilladores, programadores, traductores, que son quienes no tienen un colegio profesional.

Los autónomos societarios son los que regentan una sociedad, debido a que su negocio tiene buenos volúmenes de ingresos y las figuras de los dos tipos de autónomos anteriores no les son suficiente para seguir creciendo en su actividad de negocios.

Este tipo de autónomo está obligado a tributar con base imponible superior al del resto de los tipos de autónomos que existen.

Autónomos económicamente dependientes  son los denominados TRADE y trabajan para un cliente. Algunos les dicen falsos autónomos ya que es una figura que está muy comprometida con empresas para evitar que estas paguen el seguro social a los empleados.

Una de las principales características que lo describen es que facturan el 75% o más a un solo cliente, no tienen empleados o trabajadores a su cargo y tienen derechos a vacaciones no remuneradas.

Los autónomos colaboradores son los que se dan de alta en la seguridad social junto a familiares o cónyuges, es válido hasta de segundo grado de consanguinidad.

A estos autónomos los diferencian del resto porque no hace declaraciones de IVA y tampoco pagos fraccionados del IRPF.

Los autónomos agrarios son los que están dedicados a las actividades agrícolas y cotizan por el Sistema Especial para Trabajadores Agrarios por Cuenta Propia (SETA). Este es un mundo distinto y bastante diferenciada del resto de los otros 5 tipos de autónomos que existen.

Fuente:
https://yosoyempleo.es/tipos-de-autonomos/

Los comentarios están desactivados